•  Navelate 20 - Pol. Ind. Ull Fondo, 12539, Les Alqueries, Castellón
  •  +34 964 10 40 11

Tratamiento de aguas

Tratamiento de Aguas

Gracias al gran poder oxidante del ozono está generalizada su utilización en todo tipo de tratamientos de desinfección y depuración de aguas

Tratamientos para el agua

Desarrollamos todo tipo de sistemas a medida para la industria y el hogar, entre ellos los más utilizados son: sistemas de inyección por venturi, difusores cerámicos, torres de contacto, sistemas de reacción presurizada o bombas mezcladoras.

El tratamiento de ozono permite:

  • Eliminación de bacterias, virus, hongos y moho.
  • Eliminación de toxinas y residuos químicos.
  • Eliminación de algas.
  • Oxidación del hierro y manganeso, sobre todo al inicio de temporada con aguas de pozo.
  • Oxidación de orgánicos como fenoles e inorgánicos como sulfuros.
  • Reducción de partículas suspendidas.
  • Reducción de los residuales de la cloración, como son trihalometanos, cloro y fenoles.
  • Ahorro muy importante en compuestos clorados, fungicidas y alguicidas.

Inversión inicial y mantenimiento:

Aunque la inversión inicial de una instalación para tratamiento por ozono es superior al uso del cloro, como tratamiento para la desinfección, su coste de mantenimiento es prácticamente nulo, y es mucho más eficaz como bactericida, virulicida y alguicida.
Destruye gérmenes productores de enfermedades contagiosas con los cuales el cloro se muestra ineficaz, pero lo más importante es que a diferencia de otros desinfectantes, el ozono no tiene contraindicaciones para nuestra salud, además de impedir que se irriten ojos y mucosas, así como la inflamación o dolor de oídos. 
Además el ozono, a diferencia del cloro, que deteriora nuestra piel y nuestro cabello, cuida de su aspecto externo, potencia el desarrollo de la vitamina D, indispensable para la elasticidad  y firmeza de nuestra piel, elimina las células muertas, previene las manchas y retarda notablemente su envejecimiento, por ello cada día tiene más aplicaciones con fines estéticos.

DEPÓSITOS Y ALJIBES

Mediante la ozonización de los depósitos y aljibes de agua se consigue la desinfección e higienización de los mismos sin perjudicar la salud del consumidor como puede ocurrir con otros productos como el cloro. Evitamos la proliferación de microorganismos y conseguimos un agua limpia y cristalina ideal para el consumo, riego o su utilización como aguas de proceso.

PISCINAS

Realizamos instalaciones de ozono a medida en piscinas tanto públicas como privadas, que proporcionan agua limpia y cristalina, evitando a los bañistas las molestas irritaciones en piel y mucosas. Se reduce considerablemente el uso de productos químicos y sus nocivos efectos sobre la salud.
Este sistema está considerado como el más seguro y efectivo, además de obtener una gran calidad del agua tratada, puesto que actualmente se sabe perfectamente la dificultad del cloro para tratar el agua de las piscinas, como agente desinfectante único.

SPA E HIDROMASAJES

Las instalaciones con spas y bañeras de hidromasaje son fuente de microorganismos con capacidad de provocar infecciones u otras afecciones en los bañistas. El tratamiento con ozono del agua evita el uso de otros productos químicos como el cloro y mejora la calidad del agua.

ACUARIOS Y OCEANOGRÁFICOS

Los procesos de ozonización del agua donde se desarrolla vida animal permiten un elevado control sobre la calidad del agua y la eliminación de los contaminantes, así como una alta oxigenación, higienización y desinfección del agua. Conseguimos a su vez reducir los aportes de agua.
No se busca obtener esterilización del agua. En este caso lo importante es realizar el tratamiento de forma que se mejore notoriamente la calidad sanitaria del agua tratada, sin tener que añadir ningún producto desinfectante estable, para que no quede residual del desinfectante utilizado en el tratamiento.
De hecho el ozono es el único sistema que permite este tipo de tratamiento debido a su gran reactividad como agente desinfectante y a su propia inestabilidad.
Habitualmente el control de este proceso se realiza mediante un lector de control Redox.

AGUAS RESIDUALES

En el tratamiento de aguas residuales, urbanas o industriales, el ozono se emplea en la reutilización del agua, oxidación de compuestos inorgánicos, como el cianuro, oxidación de compuestos orgánicos y la eliminación de partículas y contaminantes emergentes, como compuestos farmacéuticos.
En las Estaciones depuradoras de aguas residuales (EDARs), se utiliza mucho el tratamiento de ozono por sus innumerables características, en la desinfección y oxidación, y para obtener mejoras sustanciales del agua tratada, como por ejemplo, mejoras de la DQO, DBO, decoloración y reducción de olor.

PLANTAS EMBOTELLADORAS DE AGUA

La técnica de ozonización en las plantas de embotellado de agua mineral está cada vez más implantada, ya que conseguimos garantizar la total desinfección del agua, eliminando posibles olores y sabores e higienizar las diferentes etapas del proceso de embotellado susceptibles de permitir la existencia de contaminantes en caso de no utilizar ozono. Se trata de instalaciones a medida, que no requieren la utilización de otros productos químicos y que además son técnicas totalmente respetuosas con el medio ambiente con un mínimo mantenimiento. 
Se realizan sistemas y procesos de control sanitario de sus instalaciones, tales como conducciones, depósitos, las propias máquinas envasadoras de agua, así como de los envases y tapones.
Se realizan los denominados sistemas CIP de sanitización y esterilización alimentarios, de forma periódica y preventiva.
Es un sistema muy enérgico, rápido, seguro y efectivo, muy fiable en sus diferentes formas de aplicación, siendo prácticamente imposible tener accidentes por sobredosificación.

AGUAS DE PROCESO

En innumerables procesos industriales se utiliza el agua procedente de acuíferos o de la propia red pública para almacenarla en depósitos e introducirla en las diferentes etapas de la elaboración. Mediante los procesos de ozonización de dicha agua, eliminamos los contaminantes existentes y garantizamos su calidad, mejorando de esta forma la calidad final de los productos o servicios en los que utilicemos dichas aguas.

AGUAS DE RIEGO

El regado con agua ozonizada, le otorga una mayor aportación de oxígeno a la raíz, llegando libre de cualquier microorganismo. La mayoría de las enfermedades que afectan a las plantas, se producen por contagio, el ozono destruye incluso los parásitos más difíciles de combatir por otros procedimientos que implican el uso de productos químicos, algunas veces nocivos para el consumo humano y el medio ambiente.
Con el ozono el crecimiento es mucho más rápido de lo habitual y la cosecha más voluminosa. El cultivo es más productivo, y se consigue en menor cantidad de días. Este hecho, implica también un ahorro en la cantidad de agua de riego, además de cada dos riegos seguidos, uno se lleva a cabo sin abono ni otros aditivos, con lo cual, también se produce un ahorro del 50% en aditivos químicos.
Los efectos positivos, se aprecian a los 30 o 40 días, desde el inicio del tratamiento, no sólo mejora el aspecto de las plantas, sino también sus frutos, que tienen una mejor presencia y sabor. Los frutos maduran en menor tiempo y presentan un mayor volumen. En cuanto a las cosechas, habrá una mayor cantidad de kilos de producto con el mismo esfuerzo.

PLANTAS POTABILIZADORAS

En las estaciones de tratamiento de aguas potables ETAP, se utiliza un sistema combinado de ozono y cloro, para obtener la máxima calidad posible del agua potable de red de distribución pública. Se realiza un tratamiento previo de desinfección potente mediante ozonización para desinfectar el agua antes del proceso de cloración y posteriormente mediante la cloración, se mantiene la desinfección en dicha agua.